Un viaje al mundo del interiorismo con el Mercedes Benz, AMG S 65 por el Miami Design District

0

Si me preguntas cómo llegué al barrio de Buena Vista, te diré que esta vez no fue conduciendo al azar. Sabía que en las calles del Miami Design District podía encontrar la esencia y el espíritu que conectaran con el Mercedes AMG S 65. Hubo un tiempo en que yo viajaba todos los días allí.

 A dónde podía llevar un auto tan vanguardista creado a mano por artesanos, diseñadores e ingenieros y que estuviera rodeado del mundo del interiorísmo,  el arte, la arquitectura y la alta costura. 

El AMG S 65 viaja a otros tiempos y está a gusto en este portal del Miami de los años 20’s .

De inspiración en inspiración entre ayer y hoy 

En las 9 cuadras que abarca el Miami Design District se encuentra la famosa galería de vidrio del arquitecto internacional Sou Fujimoto, la cúpula de Buckminster Fuller “Fly Eye” y la tienda con fachada de concreto plisado de los arquitectos Aranda, Lasch para Tom Ford.

Sin embargo el duende de este lugar está en los contrastes que existen entre estos edificios modernos y los antiguos que todavía están de pie y pueden contar historias. 

mercedes amg

“Vortex” es uno de los murales más vistos en el distrito y representa el estudio creativo 2×4, fundado en el 2014 por Michael Rock, Susan Sellers y Georgianna Stout. Con la tarea de crear una pieza para un muro perimetral, “Vortex” inmediatamente atrae al espectador para hacer señas a los que sienten curiosidad por ver qué hay del otro lado.

En la misma calle donde se encuentra el mural Vortex, hace esquina el estudio- Boffi Studio Miami Solesdi. El edificio pintado de un color carmelita da la impresión de otra época cuando en los años 20’s en Miami se construían edificios con portales. En la foto se puede apreciar la pintura metálica del Mercedes, con tonalidad rubí oscuro, casi negro.

En los años 90’s tenía una oficina aquí. Esta era la experiencia de mi viaje cuando pasaba por debajo del puente para entrar al Distrito por la 2 avenida del NE.

Cuando veía los portales con columnas y los edificios de los anos 20’s tenía la sensación de haber entrado a otro pueblo con otro Downtown.

Vista de una de las calles del distrito desde los asientos traseros. Aquí se puede apreciar la delicadeza del diseño, el comfort y la amplitud del S 65.

El antiguo Mason Building fue restaurado y hoy en día alberga el Instituto de Moda Marangoni de Italia en América. 

En los años 90’s muchos diseñadores latinos empezaron sus carreras en el Design District. 

En esa época los turistas no venían al distrito. Era un destino concurrido solamente por el gremio del diseño interior. Habían talleres donde se fabricaban muebles y elegantes cortinas.  Era común ver fotógrafos, galerístas y algunos artistas que tenían estudios y vivían en el barrio. Los diseñadores entraban y salían con lámparas y antiques de los edificios. A mí me gustaba mucho el  Moore Building que sigue dominando toda la esquina de la 40 St del NE y la 2nd. Tuvo una caída y un época decadente antes que viviera el renacimiento que lo transformó. Muchas mansiones del Sur de la Florida y América Latina se amueblaron con muebles y antiguedades de estos espacios.

Vista del mural “Vortex” a través del techo panorámico del Mercedes AMG S 65. La diversidad de configuraciones y programaciones, aromas, luces interiores que cambian de colores, el comfort de los asientos tapizados en cuero y cocidos a mano por artesanos.

El Miami Design District no siempre fue un destino para comprar muebles, había sido una plantación de piñas.

En los años 20’s durante el boom del real state el Barrio de Buena Aventura necesitaba una mueblería y se construyó el Moore Building, que todavía está de pie en la misma esquina de la 40 st del NE. En los años 90’s era una tienda de antiguedades y albergó el primer museo de arte latinoamericano en el distrito.

 

 

Share.

About Author

Leave A Reply

Translate »