Nicaragua: tierra de lagos y volcanes

0
Caminando por Nicaragua: tierra de lagos y volcanes
Hace unos días enrumbé ruta hacia otro país del istmo centroamericano: Nicaragua, un territorio de fuerte tradición indígena e hispana que abarca 130 370 km,² poblado de inmensos lagos con especies exóticas como el tiburón de agua dulce, lagunas, playas, volcanes activos, montañas y mesetas, y un collar de islas e isletas.

Lago Cocibolca (tomado del Nuevo Diario, Nicaragua)

nicaragua

Catedral de Granada

Entre las bravas aguas del Océano Pacífico y el mágico Mar Caribe

De naturaleza multiétnica, Nicaragua que cuenta con cinco departamentos y dos regiones autónomas (de origen miskito y garífuna), es limítrofe al norte con Honduras, al sur con Costa Rica, al oeste con las bravas aguas del Océano Pacífico y al este con el mágico Mar Caribe.

nicaragua

Hotel La Gran Francia

La tierra del poeta Rubén Darío

Era mi primera visita a la tierra del poeta Rubén Darío. Muchos años atrás su aliento estuvo más cerca de mí cuando leía también novelas de Sergio Ramírez y los poemas de Gioconda Belli y de Ernesto Cardenal, y buscaba con avidez imágenes del paraíso de los pintores primitivistas de las islas de Solentiname.

Restaurante Paseo Xolotlán

En muy pocos días intenté apretar los pasos sobre el mojado camino que dejaban los fuertes aguaceros del mes de julio, y así poder conocer cuanto pudiera de sus tradiciones, cultura y naturaleza. Nunca me faltó saborear el sabroso gallo pinto (mezcla de arroz y frijoles), los nacatamales, el queso frito, los tostones de plátano bien verde, y una rica variedad de dulces típicos como la cajeta de leche y de coco.

Lago Cocibolca o Lago de Nicaragua es el único lago de agua dulce del mundo con tiburones

nicaragua

Lago Cocibolca

Para mí, una criatura caribeña, que ha vivido toda su vida en una isla, rodeada de las salobres aguas del mar y su referente del infinito es esa inmensidad, fue una impactante sorpresa conocer, al llegar al Paseo Xolotlán, el inmenso Lago de Managua, al borde de la ciudad, pero mucho más impresionante fue divisar, en las orillas de la ciudad de Granada, la inmensidad del Lago Cocibolca o Lago de Nicaragua, el único lago de agua dulce del mundo con tiburones, que tiene oleaje y mareas igual que los mares, y en cuyo seno emergen más de 360 isletas que forman un archipiélago, de fácil acceso y peculiar atractivo turístico, formadas por la avalancha de piedra y el lodo que se desprendió de las laderas del volcán Mombacho.

nicaragua

La laguna de Tiscapa,

Disfruté el olor de la lluvia al caer sobre la laguna de Tiscapa, de origen volcánico, formada hace más de diez mil años, y ubicada a una altura que le aporta una vista privilegiada del paisaje escénico de Managua, desde donde se observan los edificios más representativos de la ciudad.

Divisé la fumarola del volcán de Masaya, que ardiente desde su cráter suspende el agua de la lluvia que intenta penetrarlo.

nicaragua

“Caminante no hay camino, se hace el camino al andar” – Caminando por Granada

Granada la Sultana de América

No podía dejar de conocer a Granada, la más visitada en el país por el turismo, llamada antiguamente la Sultana de América por su aliento morisco, que bien se denota en la magistral herrería que protegen sus balcones. La ciudad, que desde 2004, es sede del Festival Internacional de Poesía y entrega el prestigioso Premio Federico García Lorca, se abre al visitante desde sus plazas y amplias calles pobladas de edificios coloniales y neoclásicos, muy bien restaurados, que me recordaron en sus interiores a algunos sitios de la inolvidable Ciudad de Antigua Guatemala.

Granada

Allí se erigen transpirando historia el Convento San Francisco de Asís, el Parque Colón, que fuese la antigua Plaza de Armas, la Plaza de la Independencia, la Catedral de Granada, el Palacio Episcopal, y un sinnúmeros de preciosas casas palacetes sobre las calles La Calzada y Real Salveta.

nicaragua

Pintura de los techos, Catedral de Granada

La Nicaragua Colonial

Hotel La Gran Francia, Granada

Imposible dejar de detenerse a tomar un descanso y almorzar disfrutando de la elegancia de la Nicaragua Colonial en las terrazas del restaurante El Arcángel, del Hotel La Gran Francia, una joya arquitectónica con un amplio cielo raso, cubierto de cañas de Castilla, señoriales corredores, techos de tejas de barro, pisos de ladrillo y mosaico al estilo granadino antiguo, decorado con pinturas, esculturas y mobiliario evocativos.

Patio Interior del restaurante El Arcángel

El Mercado de Artesanía de Masaya

Pecado mayor no cometí en mi itinerario, pues me detuve a comprar recuerdos en el famoso Mercado de Artesanía de Masaya, un recinto amurallado de la época neocolonial con pequeños locales que reúnen arte popular de diferentes partes del país: barro, madera, marmolina, textiles, hamacas y ropa de manta y algodón.

nicaragua

Artesanía de Solentiname. Mercado

Catedral Metropolitana de Santiago Apóstol de Managua
nicaragua

Catedral de Managua

De regreso a la capital, a la caída del sol, casi ya de noche pude conocer la Catedral Metropolitana de Santiago Apóstol de Managua, un edificio de estilo neoclásico, que sufrió la embestida de tres terremotos (1931, 1972 y 2014), y cuya estructura exterior quedó ilesa. Cuando estuve frente a ella, recorriéndola con la mirada, no sé qué me sucedió pero sentí que yo estaba viviendo en otro tiempo y en otro lugar. Los efectos de la iluminación potencian el juego de luces y sombras en sus muros y esculturas de tal manera que toda ella se convierte en altar.

La Posada del Arcángel
nicaragua

Hostal El Arcángel de Managua

Fueron lindos días y lindas las horas vividas. Segura estoy que las buenas energías del lugar donde estuve hospedada, La Posada del Arcángel (http://www.hotellaposadadelarcangel.com/), un hotel-galería de arte, la calidez de sus dueños Carlos y Ana María, y la protectora y coloquial compañía de René como guía de turismo, hicieron posible que yo no me sintiera extranjera. Realmente me sentí en casa.

A eso se sumó, sin dudas, su atractiva decoración, su pinacoteca de arte nicaragüense, en gran parte de tema religioso, los muebles coloniales y artesanales, sus jardines, sus atenciones y delicadezas.

Y como en versos de Rubén Darío: “Quiero ahora deciros ¡hasta luego! ¡Porque no me resuelvo a deciros adiós!

Sigo caminando las tierras del istmo, rodeada de colinas, viviendo entre nubes, divisando volcanes, conociendo otras tempestades, aprendiendo otras formas de ser, soñando hasta despierta con el azul intenso del mar Pacífico.       

nicaragua

Lago Xolotlán

 

 

Share.

About Author

Leave A Reply

Translate »