Un templo de la belleza, el nuevo salón Serge Normant at John Frieda Salon en Chelsea

0

Mi tour del salón, mi nueva cita con Sebastian Scolarici, el estilista de las neoyorquinas más VIP

El barrio de Chelsea, meca de las galerías de arte en la ciudad de New York, también alberga importantes salones de belleza como el de Serge Normant at John Frieda Salon Chelsea, un sitio de moda para las neoyorquinas más VIP.

El salón está ubicado en un clásico townhouse de estilo Beaux de Arts en el (336 West 23 ST). Construido en 1910, ha sido remodelado para bien y sigue conservando detalles de la estructura original, ventanales, pisos y molduras de madera con ornamentos. Es el nuevo templo de la belleza en New York del famoso estilista de las estrellas y las super modelos, Serge Normant y su team de estilistas estrellas, entre ellos, el argentino Sebastian Scolarici, con quien tengo una cita para un corte.

Un lugar donde se respira paz y se tiene un sentido por la belleza natural

Cuando llegas eres recibida en una sala íntima alumbrada con hermosas lámparas, una repisa de productos de John Frieda, revistas de moda y el libro de Serge Normant, Metamorhosis. Una escalera te lleva al segundo piso donde trabajan los estilista en un espacio elegante, techos altos y mucha luz natural. El toque magestuoso lo da la chimena, que está decorada con un repisero de madera.

La sala del lavado tiene el toque artístico de Chelsea, decorada con un mural de arte contemporáneo

Está ubicada en un área independiente, dando la sensación de estar en un mini spa del cabello. Como se trata de un salón de John Frieda, van a lavar mi cabello con la nueva línea para rubias y castañas –Beach Blonde, caracterizada por el aroma a menta fresca. Mi cabello tiene rayitos y está muy reseco. Mi mayor preocupación es que el producto hidrate mi cabello. La asistente de mi estilista va a usar, Cool Dip, Purifying Shampoo y Smooth Seas Detangling Conditioner. Durante el lavado me encantó la sensación de frescura inmediata al tacto y al olor y el acondicionador logró dejar mi cabello suave y fácil de desenredar. Lo sentí hidratado pero no grasoso como otros productos restauradores.

Llega Sebastian Scolarici, mi estilista, quien aman ver un cabello saludable. Lo primero que hace es sentir en sus manos la textura del cabello, mirar su elasticidad. Esta es mi segunda visita a su salón. Hace seis meses me hizo un corte y el cabello ha crecido mucho. Me pregunta, qué te vamos a hacer hoy?. A partir de este momento, su trabajo es en equipo. Le pido un corte que me rejuvenezca pero que corte poco de largo, con más volumen pero algo que este a la moda.

Mientras conversamos y nos ponemos al día con nuestros viajes más recientes, su mano no descansa un minuto, mide y corta, mide y peina. Es una técnica que hace maravillas en el cabello. Pareciera que está creando un vestido con muchos vuelos, pero son capas para crear volumen. Los minutos pasan y sigue perfeccionando el corte. Cuando creo que va a terminar, sigue perfilando. Es un perfeccionista que disfruta su trabajo y relamente revive el look de una mujer.

Al final no me di cuenta cómo lo hizo, fue como siempre, una experiencia mágica.

Sus palabras – “este es el largo que tienes que tener, me gusta así. Me encantó; pero hay que ver el peinado”.

En su mesita auxiliar se encuentra una selección de cepillos, secador, plancha y tenaza. Sebastian sabe el estilo que le va a mi cabello, ondas sueltas que logra con mucha maestría. Su consejo para mi cabello, dejarlo crecer, colorear la raíz , no muy clara y no hacerme mechas por un tiempo porque el cabello se puede dañar. Aunque es primavera, el clima en New York es de invierno, para que el peinado no se arruine, le aplicar unas gotas de un producto anti frizz, el Frizz Ease Beyond Smooth de John Frieda. Contiene aceite puro de coco y el complejo inmunidad contra el frizz de John Frieda. Está libre de silicona y reduce el frizz donde este comienza.

Resultado: Mi cabello recobró su vitalidad, al cortar las puntas dañadas, después del peinado la textura se sentía suave, sedosa y el movimiento de las ondas, natural. Me encanta la filosofía de Sebastian, el glamour está en ser uno mismo, natural. IMG_9991

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share.

About Author

Leave A Reply

Translate »